El fútbol: una razón para que existe equidad de género

El fútbol: una razón para que existe equidad de género

Cuando se habla de fútbol, sólo prevalece la idea de que se trata de un deporte para varones, cuando la realidad no es así. Durante los últimos años, el fútbol a nivel profesional ha manifestado un gran repunte, dando cabida a nuevos referentes deportivos y junto a ello, rostros publicitarios. Es sabido que los clubes tradicionales se han encargado de fundar divisiones femeninas siendo cada día más parte de la parrilla programática dentro de los medios.

Sin embargo, cuando se trata de equidad, entonces es el momento en el que la brecha de género continúa siendo abismal. Por otro lado, si nos enfocamos en los términos salariales y aunque la industria futbolística ha venido generando sumas de más de 500.000 millones de dólares por año, un 49% de quienes juegan fútbol femenino profesional, no alcanzan a recibir un salario, sin dejar así un lado que al menos un 87% finalizará su carrera deportiva antes de los 25 años de edad.

Tomemos de ejemplo a Lionel Messi quien cada año recibe 130 millones de euros, si lo comparamos con Ada Hegerberg conocida como la mejor jugadora a nivel mundial de acuerdo a la FIFA, ésta sólo recibe 400.000 euros, de lo que podemos traducir que se trata de un sueldo 325 veces menor al del jugador masculino.

Tras dicho escenario, desde el año 2008, algunas fundaciones se han dado a la tarea de inculcar la equidad de género a través de programas de intervención en distintos barrios, escuelas y residencias en distintas partes del mundo. Gracias a tal iniciativa, niñas y niños tienen la posibilidad de compartir las canchas sin ninguna distinción, al tiempo que aprenden valores integrales como lo son el respeto, el trabajo en equipo y la alegría.

A finales del año 2018, Fundación Fútbol Más se encargó de lanzar la campaña “El balón no tiene género”, cuyo objetivo era romper con los estigmas anacrónicos que se han encargado de perfilar al fútbol como un deporte netamente masculino. En tal sentido, lo que se buscaba era hacer un llamado para valorar del mismo modo, tanto al profesional, como a las participantes del género femenino. Dicha campaña tomó gran realce gracias a la Copa Mundial Femenina que fue disputada en 2019.

Hoy día, el programa se encarga de beneficiar a 638 niñas, lo cual representa un 33% de los asistentes. Para ello se encarga de trabajar un grupo especializado de sociólogos y psicólogos, quienes han ido evaluado los procesos y percepciones de esta nueva generación de aficionados al fútbol, mostrando resultados alentadores.

En relación a la equidad de géneros, quizás uno de los aspectos más positivos ha sido una encuesta que fue llevada a cabo por el Área de Estudios de Fundación Fútbol Más a niñas, niños y jóvenes, en donde respondieron la siguiente pregunta “¿El fútbol es un deporte para niños, niñas o ambos?”, en donde se obtuvo un 95% la respuesta “ambos”.